martes, 15 de marzo de 2011

El mundo de Mad Max (2ª parte)

Capítulo II: Los asuntos de CIUDEN y la caradura de la Junta.

Por Julio A.R. de "Noroeste Leonés" (http://lacianababia.blogspot.com)

En el mismo periódico, y en la misma fecha (EL MUNDO DE LEÓN, 25 de febrero de 2011), destacaba este titular: CIUDEN INFORMA EN SU “PLAN RÍOS” DEL BUEN ESTADO DEL SIL Y DEL BOEZA. Debajo, una rotunda afirmación: Los ríos de las dos comarcas –El Bierzo y Laciana- presentan unas condiciones de calidad adecuadas tanto desde el punto de vista hidromorfológico como físico-químico y biológico.

¿Condiciones adecuadas... para qué?

Quien busque un río en condiciones adecuadas, que vaya al Omaña.



El Sil en Alinos (como en Villablino, Santa Cruz, Matarrosa, Toreno....)

Los hombres de mi pasta -escribió Delibes- necesitamos refugiarnos en el monte o en el río al menos una vez por semana para conservar eso que llaman equilibrio vital

Yo voy a los valles del Omaña con frecuencia. Aún hace pocos días, estuve fotografiando las tabladas en El Castillo y, allí mismo, a la vera del puente, descubrí algo perjudicial para eso que llaman equilibrio vital. Se trata del cartel publicitario que muestran las siguientes fotografías.



Ahí puede leerse: Villablino fue bastión de la minería subterránea del carbón en el siglo XX. Destaca la casa de Sierra-Pampley y el monumento al minero.

¿Eso es todo lo que se puede recomendar de Villablino? Ni siquiera se han preocupado por saber quién fue Francisco F.B. de Sierra-Pambley ni cómo se escribe su apellido.

Hablando de minería, en ese texto lamentable sobra el calificativo subterránea y, hablando de minero, falta el calificativo de extinto. En Laciana han aniquilado esta profesión.

También deberían haber pisado el terreno y saber en qué estado se encuentra el Monte de la Mora y Carrasconte para no incluir en el cartel un párrafo como éste:

A la entrada de esta localidad (El Villar de Santiago) la ruta se desvía por una pista minera que debemos seguir hasta las inmediaciones de Santuario de Nuestra Señora de Carrasconte para encontrar un camino forestal por el que bajar hasta Villaseca.

La redacción correcta (o decente) quizá debiera ser ésta:

A la entrada de esta localidad hay una pista minera que discurre en territorio arrasado por explotaciones carboneras a cielo abierto. Usted debe evitar la utilización de esta ruta porque el paisaje produce pena o asco. Pero si a pesar de todo decide usarla, absténgase de beber agua en cualquier manantial. Además, tenga presente el riesgo que corre de ser atacado por energúmenos que, para impedir el paso por caminos vecinales donde se ve lo que ha de permanecer oculto, utilizan camiones-bomba con agua a presión, máquinas excavadoras y piedras de gran tamaño.


Fotografía del ataque contra miembros de Filón Verde y contra un equipo de Televisión Española

Y para que el turista tenga una idea más cabal de lo que por aquí ocurre, podrían añadir unas líneas:

Mientras hay chorros de subvenciones y forma de colocar el carbón (aunque sea en el mercado libre), el tinglado carbonero se forra y aquí deja el desastre que el viajero puede ver. Pero si no hay demanda o si las subvenciones peligran, el tinglado provoca "sutilmente" huelgas y cortes de carreteras o exige la aprobación de Expedientes de Regulación de Empleo. Y así han transcurrido ya veinte años de economía sostenible. (Sostenible para ellos. Y fantástica).

Nota: ¿Sería conveniente revisar la lista de beneficiarios de las prejubilaciones y los ERE?



Omaña: el río

1 comentario:

  1. toma castillon...esos carteles me ponen enfermo

    ResponderEliminar